Cerca:

Mitjà:

Any:

Ayuntamiento venderá el suelo a los residentes de Pavimar pero deniega esta opción a moradores del edificio centenario de Eugenia Viñes

Los vecinos de la lonja del Cabanyal estudian ir a juicio contra el Consistorio

2016-07-30Publicat per:
La asociación que agrupa a las 40 familias que viven en las casas de la antigua lonja de pescadores del Cabanyal estudia llevar al Ayuntamiento a juicio después de que se aprobara ayer en junta de gobierno iniciar el trámite para que darse con las viviendas una vez fallezcan los actuales moradores, sin opción de transmitirlas a sus descendientes, por la expiración de la concesión de cien años.

Desde la Marina Auxiliante, colectivo de patronos de barca que tenía hasta ahora la concesión del suelo donde se levanta la lonja, aseguraron que «esto se ha aprobado un 31 de julio para no dar tiempo a reaccionar a los vecinos, porque mucha gente se va de vacaciones, pero este edificio lo construyó nuestra entidad», indicó el presidente, Melchor Gallart. E insistió en que «nos vamos a movilizar y el consejo nos vamos a reunir de urgencia».

NOTICIAS RELACIONADAS
Arranca la rehabilitación del Casinet dotada con 1,2 millones

También comentó que en septiembre «vamos a hacer ruido y demostrar nuestro malestar en la puerta del Ayuntamiento». Melchor Gallart explicó que van a solicitar que les reciba el alcalde, Joan Ribó «porque no está claro que tomen esta medida y la aprueben sin haber hecho una reunión con los afectados».

El presidente de la Marina Auxiliante apuntó ayer que van a poner el tema en manos de los abogados. «Resulta que justo enfrente hay unas casas, las de Pavimar, y unos almacenes en las mismas condiciones, que también estaban con concesión pero sin la propiedad del suelo, y el Ayuntamiento sí les deja comprar el terreno y a nosotros no. Esto es un agravio comparativo y no estamos dispuestos a estar callados».

Sobre este aspecto, la concejal de Patrimonio, María Oliver, reconoció que en las casas de Pavimar «sí estamos negociando con los residentes la venta del suelo caso por caso y ya les pedimos que nos trajeran las escrituras, pero en el caso de la lonja hemos decidido que la mejor manera de gestionar la rehabilitación del edificio era recuperando las casas». Comentó que la antigua lonja «es un edificio con unas características patrimoniales y era de interés recuperarlo para ser público».

A la pregunta de si se indemnizará a los vecinos por perder la transmisión a los herederos, dijo que «una vez finaliza la concesión, pierden el derecho al vuelo de la vivienda y no hay por qué indemnizarlos».

Los vecinos no están de acuerdo con esta idea. Además, se da la circunstancia de que el Ayuntamiento tenía prisa en aprobar la recuperación de las viviendas para uso municipal porque en septiembre se termina el plazo para acogerse a un plan de ayudas de viviendas del Cabanyal (Arru) y el Consistorio precisaba iniciar el trámite de la adquisición de las mismas para optar a esos fondos.

Sin embargo, Oliver indicó que llevan meses regularizando la situación y matizó que no saben si se acogerán a estas ayudas o rehabilitarán la lonja con presupuesto propio.

Ayer vecinos afectados aseguraron que no van a consentir quedarse sin el derecho a dejar en herencia las casas. «Quieren que nuestros descendientes no se las queden y en cambio, luego las ofrecerán a otros. Esto es gentrificación. No dejan a nuestros descendientes seguir, ni nos dan opción a compra».

Otro de los afectados, el propietario de un restaurante ubicado en los bajos de la lonja, se preguntaba ayer «qué va a pasar con los que estamos alquilados y tenemos un negocio. Llevamos 30 años trabajando aquí y tengo 15 trabajadores. ¿Nos van a dejar trabajar o nos envían al paro?», comentó David Valero.

Oliver dijo que «atenderemos caso por caso y veremos las circunstancias». Pero este anuncio no ha gustado a los vecinos «porque el Ayuntamiento ha tomado la decisión antes de reunirnos».

Fuerzas vivas del barrio

Si bien LAS PROVINCIAS se puso en contacto con la asociación de vecinos del Cabanyal para recabar su opinión, declinaron hacer declaraciones por estar en periodo vacacional y desconocer los detalles. Desde Salvem el Cabanyal, su presidenta, Maribel Doménech, explicó que tampoco conocía los detalles por la fecha en que se ha tomado la medida «ni los términos que marca la ley». «A pesar de ello, siempre hemos defendido la lonja con la gente que vive dentro».

<- Volver a Prensa