Cerca:

Mitjà:

Any:

La sociedad pública tramita los primeros 25 expedientes y busca agotar las subvenciones del programa financiado por la Unión Europea

La empresa del Cabanyal pedirá dar más plazo para las ayudas a viviendas

2016-08-27Publicat per:
La sociedad pública Plan Cabanyal-Canyamelar propondrá al Ayuntamiento aumentar el plazo establecido para recibir las solicitudes de particulares que sirvan para conceder ayudas a la rehabilitación. El calendario fijaba el 2 de septiembre como último día, aunque fuentes de la entidad indicaron la alternativa de dar un mes más.

De este modo se persigue agotar todas las ayudas del Plan ARRU, financiado en parte por la Unión Europea, y que busca la rehabilitación de elementos comunes en las fincas, así como la construcción de nuevas. La intención es acortar los plazos de gestión tanto del Consistorio como de la Generalitat y ofrecer más tiempo a los particulares.

En diciembre deben presentarse todos los expedientes ante el Gobierno, con la idea de tramitar las peticiones y certificar el pago de las ayudas. Los técnicos consideran que es viable recortar algo de tiempo en favor de los vecinos.


Pese a la publicidad que se le ha dado al Plan ARRU, las mismas fuentes señalaron que hay comunidades de propietarios que desconocen la alternativa de reformar los edificios con ayudas públicas. El Ayuntamiento aprobó el pasado día 5 una partida de 3,19 millones de euros para la concesión de las subvenciones, que servirán entre otras iniciativas para la renovación de cubiertas, fachadas, bajantes, escaleras y hasta para la colocación de jardines en altura.

En cuanto al ritmo de las peticiones, la sociedad ha contabilizado ya 25 expedientes, que corresponderán a unas 90 viviendas. Por su parte, la concejalía de Desarrollo Urbano ha informado de 34 iniciativas, una cifra que se solapa en parte con la anterior pero que añade otras obras en el barrio marinero.

Dentro del impulso que el Consistorio quiere dar a estar parte de la ciudad tras años de paralización, la empresa pública también ha recibido la encomienda de gestión para poder acometer obras. En total, se trata de 24 solares y fincas para proyectos que se benefician del Plan ARRU y del Plan Confianza. De estas propiedades, cuatro están sin edificar y seis del resto están ocupadas ilegalmente, uno de los problemas más serios del barrio.

La elección de los edificios públicos a rehabilitar se ha hecho, señalaron las mismas fuentes, buscando los que están en mejores emplazamientos, su interés patrimonial, buen estado y el efecto regenerador de su entorno. Serán inmuebles que quedarán en manos del ayuntamiento para destinarlos a alquiler. «Para nosotros, las ocupaciones son un obstáculo para la rehabilitación, pero no son el enemigo».

En este sentido, concejalías como la de Servicios Sociales han iniciado una tarea de mediación para desalojar inmuebles donde quieren establecer equipamientos. Es el caso de una casa de la calle de la Reina, muy cerca de las oficinas de Plan Cabanyal, ocupada ilegalmente.

Ante esta situación, la estrategia pasa por ofrecer una alternativa a las familias sin recursos económicos y pedir la orden judicial de desalojo para los okupas, salvo que estos últimos estén dispuestos a irse. En total, se estima que en el barrio hay 80 inmuebles ocupados sin permiso de sus dueños.

<- Volver a Prensa