Cerca:

Mitjà:

Any:

Jordi Peris: "Tras 17 años de deterioro intencionado el Ayuntamiento está en deuda con el Cabanyal"

2015-09-23Publicat per:
La recuperación del barrio del Cabanyal y la innovación social se han convertido en dos patas fundamentales para Jordi Peris, concejal del Área de Participación, Derechos e Innovación Democrática en el Ayuntamiento de València, en el inicio de su dirección. El consistorio se encuentra inmerso en volver a levantar el barrio que parte desde la propuesta Va Cabanyal!, ganadora del concurso público para reurbanizar la zona junto a los vecinos.

-¿Qué es lo que más os ha gustado de la propuesta liderada por el arquitecto Carmel Gradolí?

-Cuando sacamos la convocatoria se presentaron 16 propuestas. Había muchas, muy buenas y muy interesantes. Pero la de Va Cabanyal! destacaba a mi juicio por tres razones fundamentales. Una por el proceso de participación ciudadana. Estaba muy estructurado y plantea una serie de mecanismos para incorporar el punto de vista de los vecinos y de las vecinas de forma muy equilibrada. Articulando un espacio de diálogo. Se trata de encontrar puntos de encuentro y soluciones prácticas y reales.

La otra cuestión es la perspectiva integral. La convocatoria a la que vamos a concurrir demanda que haya diferentes ejes de intervención y en esta propuesta se trabajaban todos ellos de una manera muy adecuada y con mucho fundamento. Desde esa perspectiva integral, también contemplaba la búsqueda de otras fuentes de financiación complementarias. Más allá de la convocatoria de Fondos Feder donde vamos a concurrir existen puntos donde entran menos y por eso han buscado otras fuentes de financiación y es un punto muy a favor.

Y la tercera razón por la que es fuerte es el conocimiento directo de lo que es la realidad del barrio, algo que era un aspecto fundamental. Es un barrio con unas características muy particulares, muy castigado durante los años del Partido Popular y que requiere de un tratamiento con mucha sensibilidad. Quizás es esa la palabra que vimos en el proyecto, abordaba el trabajo desde una gran sensibilidad. Esa sensibilidad hacia la gente y sus emociones porque ha sido un problema arrastrado durante muchos años, donde la gente ha sufrido mucho y donde ahora las expectativas son muy altas.

-¿Cómo se va a articular la participación ciudadana?

- Van a combinar diferentes enfoques. Van a trabajar el barrio,a patearlo y a ir a pie de calle a hablar con los vecinos y las vecinas para recabar el sentir general del barrio en este momento. También están asistiendo a otras reuniones de trabajo que se están organizando desde varias entidades del mismo barrio. Desde la propia plataforma y otras se están recogiendo propuestas. Pero la metodología serán tres talleres de trabajo para juntar a los participantes y hacer un trabajo estructurado y sistemático sobre el diagnóstico de la situación actual, la visión compartida de cómo nos gustaría ver el barrio en unos años y la definición de las actuaciones que nos deben permitir llegar a ese escenario



-¿A qué otro tipo de ayudas podría accederse?

- Ellos lo que hicieron fue un análisis de qué otras fuentes de las que se podría obtener información. Por ejemplo, hablan del Fondo Social Europeo, como una posible fuente de financiación para trabajar los temas sociales que no pudiesen entrar en esta convocatoria. Se trata de tener una estrategia integral, tener una financiación y complementar esa financiación con otras fuentes a las que podamos acceder.

-¿Cuáles son los problemas más urgentes en el Cabanyal?

-Los problemas inmediatos los hemos identificado bastante bien en la comisión de urgencia. Ya hemos tomado algunas medidas al respecto. El problema principal que se percibe es el problema de la convivencia en el propio barrio y es lo que más dificultades genera en términos de relaciones. Luego hay otras que ya se han abordado como el tema de la limpieza. Pero cuando ya se entra en temas más de convivencia y sociales son más complejos de abordar.

Tras 17 años de deterioro sistemático e intencionado por parte del Partido Popular en el barrio el Ayuntamiento tiene una deuda con el barrio e implica que las actuaciones que se hagan tienen que ser decididas y pasar por una rehabilitación, reconstrucción del barrio, que permita a la gente de allí vivir en unas condiciones y calidad de vida normales. No estamos pretendiendo hacer nada que no tengan otros barrios sino recuperar esa situación de vida cotidiana normal que se ha perdido fruto de la actuación del Ayuntamiento en estos 17 años.

-¿Los concejales del grupo popular en el Ayuntamiento se están implicando?

- La verdad es que no han tenido mayor participación. En la moción en la que en junio derogamos la prolongación de Blasco Ibáñez se manifestaron en contra porque era su proyecto. Así como Ciudadanos sí que está encima de esta cuestión y está pendiente de lo que se va desarrollando, desde el PP no se están involucrando.

TENEMOS QUE HACER QUE EL CABANYAL RECUPERE LA ACTIVIDAD ECONÓMICA
- ¿Hay algo que esté muy atascado?

- Hay cosas pero que se van a ir resolviendo. En el tema de licencias se están dando y el jueves se aprobó una reforma de impuestos locales en el que hay una reducción de los impuestos para actividades económicas en la zona del Cabanyal. Todo esto son medidas que eran necesarias y que responden a esta deuda que el Ayuntamiento ha contraído con el barrio. Tenemos que hacer que recupere la actividad económica. El Cabanyal siempre ha sido un barrio comercial y era un referente.

-¿Cómo os gustaría ver el Cabanyal en un futuro?

- Lo que queremos es que sea un barrio más de la ciudad de Valencia con una vida amable, con calidad. Un barrio vivo, activo y dinámico como siempre ha sido. Y tiene las condiciones para hacerlo. El dinamismo cultural que tiene el barrio del Cabanyal es un ejemplo para el resto de la ciudad. Todas estas cosas deben ser incorporadas a esta visión de futuro. Y sobre todo, un barrio en el que esa participación de los ciudadanos se vea reflejada.

-¿Qué legado ha dejado el PP durante todos estos años?

- Está bastante claro. Una acción sistemática por deterioro que al final se ha plasmado desde la destrucción de las casas a dejar solares baldíos o el no dar licencias a los propietarios para no realizar reformas lo que contribuye a que se deteriore progresivamente el barrio y que hace que la gente se haya ido cansando porque las condiciones eran cada vez peores. El dejar toda esa zona cero vacía, llena de solares, con casa vacías que han sido ocupadas y que no reúnen las condiciones básicas de habitabilidad. Todo son situaciones que han ido deteriorando la vida del barrio. Y el gran desafío que tenemos ahora es revertir la situación y que sea un barrio más de la ciudad.

<- Volver a Prensa