Cerca:

Mitjà:

Any:

Rosi Moreno: “El Cabanyal es un estado de ánimo”

2015-05-14Publicat per:
Los ojos de Hipatia han fijado su atenta mirada en dos proyectos, ambos incluidos en un proyecto a escala internacional Inside Out Project del conocido artista JR, en el que a través del retrato fotográfico se busca narrar la historia de personas de un barrio, una ciudad, que vivan una situación que merezca ser contada. En definitiva, dar voz a muchos silenciados. Jorge López y Rosi Moreno, vecinos de El Cabanyal de Valencia, vieron en este proyecto la iniciativa perfecta para contar la realidad de un barrio amenazado por la testarudez insana de la Alcaldía de Valencia. Así fue como comenzó una larga serie de retratos fotográficos…

Sin embargo, la sorpresa fue máxima, transformándose en estupor, cuando tras contar con la aprobación del proyecto, con las fotografías ya puestas en los muros contiguos a la Casa dels Bous en El Cabanyal propiedad de la Marina Auxiliante, y que contaba con los permisos de la citada entidad, el Ayuntamiento de Valencia decide eliminar, destruir, y censurar el trabajo de Jorge López, el primero en colgar sus fotografías. 70 fotografías, diferentes rostros, distintas miradas y todas ellas con una historia detrás, y que la alcaldesa de Valencia Rita Barberá decidió fulminar en menos de 32 horas.



Ante esta censura y falta de sensibilidad por parte de la Alcaldía de Valencia, Los ojos de Hipatia ha entrevistado a Rosi Moreno, vecina de El Cabanyal y estudiante de fotografía, quien también forma parte de este proyecto apadrinado por el artista JR, y que ha querido dar voz a sus vecinos del barrio, El Cabanyal. Por suerte parar Moreno sus fotografías no han sido censuradas y pueden visitarlas desde El Escorxador hasta Sandolz, siguiendo el carril bici, donde encontrarán 23 retratos fotográficos.

¿Cómo nace esta serie de retratos?

“Este proyecto surge porque decidimos participar en el proyecto de JR, Inside Out Project, donde él invita a la gente a hacer fotografías a las personas que viven en barrios que tienen algo por lo que luchar y, trata de dar visibilidad a esas personas y a esa problemática. Cuando leí las bases me pareció que estaba hecho a medida para El Cabanyal”.

Tu proyecto está ya en la calle, no obstante, el de Jorge López ha quedado totalmente borrado, ¿cómo tildaríais y cómo recibisteis el ataque por parte de la Alcaldía de Valencia?

“De ignorancia a nivel cultural, porque destrozó una obra de arte que está dentro de un proyecto que tiene una repercusión internacional, con lo cual o no sabía lo que estaba haciendo, que lo dudo, o si lo sabía fue muy atrevida.

Lo recibimos como se recibe una bofetada, como una agresión. Evidentemente, el fotógrafo, Jorge López, se quedó bastante hundido pero tuvo la capacidad de reaccionar con rapidez. Se puso a hacer fotografías y llamó a Sergi Tarín, quien montó el vídeo. Todo fue una casualidad, el enterarnos de la actuación de la Alcaldía. Estábamos allí porque fuimos a retocar algunas esquinas que se habían despegado, y en el momento, en el que estábamos trabajando llegó el equipo de limpieza. Si llegamos a ir unos minutos más tarde nos hubiésemos encontrado la pared vacía. Entonces dentro de lo malo la buena suerte ha sido poder documentar el hecho, y hacer la noticia”.

Si ahora hablamos de tus retratos…

“Son planos medios donde todos tienen que ver con el título del proyecto Stop. We are Here. En estos retratos todos tienen un gesto de frenar ya sea con las manos o guiñando el ojo, como en actitud de no te creas que puedes hacer lo que quieras. Monté un pequeño estudio en casa y la gente del barrio respondió enseguida, porque la gente del barrio está dispuesta a hacer lo que sea porque la situación cambie”.

Rita Barberá no se cansa… ha hecho de El Cabanyal una especie de cruzada personal…

“Yo creo que ya es una cuestión personal de la Alcaldesa. El proyecto, la ampliación de la avenida, incluso a nivel especulativo ha dejado de ser interesante. Nunca se ha tenido mucho interés, pero, ahora menos. Sin embargo, no se rinde, como dijo en un pleno y citando palabras suyas “por sus cojones”. Esto dice mucho de su actitud hacia el barrio. Una de las estrategias del Ayuntamiento ha sido la de ir comprando a título personal viviendas para luego derruirlas e ir mellando el barrio, para llenarlo de solares. Ha creado una visión de la destrucción, pero, hay otra lectura y es que hay mucha gente que lucha porque el barrio esté vivo. Nuestra resistencia se basa en la respuesta. El Cabanyal, más que una filosofía de vida, es un estado de ánimo”.

<- Volver a Prensa