Cerca:

Mitjà:

Any:

PSPV, Compromís, Esquerra Unida, Ciudadanos, València en Comú y UPyD apuestan por la rehabilitación

El PP se queda solo en su proyecto de prolongar Blasco Ibáñez a través del Cabanyal

2015-05-04Publicat per:
La prolongación de la avenida Blasco Ibáñez a través del Cabanyal se ha quedado prácticamente sin apoyos. De hecho, la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, y por extensión el PP, es prácticamente la única que sigue apostando por un proyecto que ha llegado a un callejón sin salida.

Incluso, dentro de su propio partido empiezan a surgir discrepencias. Sin ir más lejos, el presidente de la Generalitat Valenciana y del PPCV, Alberto Fabra, remitió la semana pasada un telegrama a la asociación de vecinos del barrio en el que les felicitaba por un premio que reconoce su resistencia al plan urbanístico y su defensa del patrimonio.

Ahora, han sido el resto de partidos con opciones de obtener representación en el Ayuntamiento de Valencia en las próximas elecciones los que se han posicionado en contra del proyecto de Barberá. Tanto es así, que los candidatos a la Alcaldía del PSPV, Compromís, Esquerra Unida (EU), València en Comú (Podemos), Ciudadanos y UPyD tienen previsto firmar este martes un compromiso con Salvem el Cabanyal y la asociación de vecinos según el cual se comprometen a apostar por la rehabilitación del barrio.

De esta forma, el PP se queda totalmente solo en su intención de llevar adelante el plan que supondría el derribo de más de 1.000 casas.

Incluso, Ciudadanos, partido que podría tener la llave de gobierno de la ciudad y con el que podría estar obligado a pactar el PP para mantener la Alcaldía según las encuestas, se ha posicionado en contra de la prolongación de la avenida.

Pero no solo los partidos políticos se han posicionado en contra del plan urbanístico. También el Colegio de Arquitectos de Valencia ha mostrado recientemente reticencias. Su presidente, Mariano Bolant, ha comentado que el Cabanyal "es un enfermo que puede morir en la mesa de operaciones por exceso de anestesia" y que hoy en día se abren soluciones alternativas para el barrio habida cuenta de que el tiempo ha deparado nuevos viales de apertura de Valencia al mar alternativos.

Proyecto paralizado

Actualmente, la prolongación de Blasco Ibáñez está paralizada por el Ministerio de Cultura, al considerar que la ruptura de la trama urbana del barrio en retícula y paralela al mar supone un expolio. Por este motivo, el Ayuntamiento de Valencia ha aprobado un nuevo proyecto que si bien rebaja las alturas de los nuevos edificios previstos y reduce los derrribos en un 35%, mantiene la prolongación de la avenida, lo que volvería a chocar con la orden de paralización del Ministerio de Cultura.

Aún así, el Gobierno de Rajoy se ha comprometido a estudiar este nuevo proyecto y en los próximos meses deberá decidir con informes de entidades externas si le da el visto bueno o no, algo que también deberá hacer la Generalitat Valenciana.

<- Volver a Prensa