Cerca:

Mitjà:

Any:

El Ayuntamiento necesita que Cultura remita las instrucciones para conceder los permisos a las peticiones de rehabilitación o actividad

El Cabanyal tiene 40 licencias pendientes de que el ministerio concrete cómo autorizarlas

2015-04-21Publicat per:
A la espera de las instrucciones del Ministerio de Cultura. Es la situación en la que se encuentran al menos 40 solicitudes de licencia del Cabanyal, que no han podido concederse hasta el momento por la aplicación de la orden ministerial que paralizó el Plan Especial de Reforma Interior (Pepri) de este barrio.

Ahora, con el anuncio realizado el sábado por la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, estos permisos se reactivarán e, incluso, podrían incrementarse, según avanzó ayer el concejal de Urbanismo, Alfonso Novo. «Lo lógico es que quienes tenían prevista cualquier actuación de remodelación, rehabilitación o actividad presenten ahora su solicitud de permiso», comentó al finalizar la comisión de Urbanismo, que finalmente no incluyó la revisión del Plan General, que quedará para la próxima legislatura.

En el caso del Cabanyal y Canyamelar, mientras se realiza la revisión de la orden ministerial, el Ayuntamiento espera que a lo largo de esta semana lleguen las instrucciones del Ministerio para concretar cómo autorizar aquellas licencias que estaban concluidas a falta del permiso final. «Este es el buen camino», resaltó Novo, quien calificó de «desproporcionada» la orden de 2009 del Ministerio de Cultura, ya que paralizó cualquier actividad del propio Consistorio, de la Generalitat y de los particulares.

¿Qué actuaciones se ejecutarán a partir de ahora, una vez se tenga la concreción de Cultura? «Todas las que podamos acometer», puntualizó el concejal de Urbanismo. Y desgranó obras de canalización, apertura de viales o colectores que están planificados dentro del Plan Confianza, donde el Ayuntamiento tiene asignados casi 13 millones para este tipo de obras y para el bulevar San Pedro. También un asfaltado de calle en el barrio de Beteró.

A ello se sumarán, según señaló Alfonso Novo, las subvenciones del nuevo plan de ayudas a la rehabilitación de viviendas que ha puesto en marcha la Generalitat con fondos del Estado y que se destinarán tanto al Cabanyal y Canyamelar como al centro histórico.

Una situación que es «consecuencia del inicio de la revisión de la orden inicial que es la que paralizaba todo el planeamiento de manera desproporcionada, como ya se ha repetido en multitud de ocasiones», señaló el edil.

Mientras, la asociación de vecinos Cabanyal-Canyamelar y la plataforma Salvem acusaron ayer al Gobierno central y al Ayuntamiento de «declaración electoralista y mentirosa que no busca otra cosa más que abrir una puerta de salida de emergencia». Las dos entidades hicieron hincapié en un comunicado conjunto en que la orden de Cultura no impedía la concesión de licencias, sino «derribos y actos de deterioro del conjunto histórico».

Además, recordaron que el Consistorio tiene que elaborar un nuevo plan «respetuoso con el barrio, muy diferente al que está todavía en un trámite, que ha merecido más de 25.000 alegaciones, y que nueve meses después de su aprobación inicial aun no ha contestado».

<- Volver a Prensa