Cerca:

Mitjà:

Any:

Había presentado un recurso de casación contra la Orden ministerial que paralizó el expolio del barrio valenciano del Cabanyal

El Ayuntamiento de Valencia pagará 2.000 euros por desistir del recurso contra el Cabanyal

2015-01-22Publicat per:
El Tribunal Supremo ha condenado al Ayuntamiento de Valencia a pagar 2.000 euros de costas procesales tras desistir el consistorio del recurso de casación contra la Orden ministerial que paralizó el expolio del barrio valenciano del Cabanyal.
Con esta condena al pago de las costas, la Sala estima en parte el recurso de revisión presentado por el Instituto de defensa de intereses patrimoniales, culturales y artísticos del Cabanyal-Canyamelar (IDIP CACC-Salvem el Cabanyal-Canyamelar) contra el decreto de la secretaria de Sala del 25 de julio de 2014, según el auto del Supremo facilitado por el Tribunal Superior de Justicia valenciano.
En ese recurso de revisión, el IDIP pedía que se fijara en 4.000 euros la cuantía de las costas del recurso de casación interpuesto por el Ayuntamiento contra la sentencia que resolvía el recurso contra la Orden ministerial relativa al expolio del conjunto histórico del Cabanyal como consecuencia de las actuaciones derivadas del Plan Especial de Protección y Reforma Interior (PEPRI) del barrio. Su contenido, indica el Supremo, era sustancialmente igual al del recurso de casación de 2012 presentado por la Generalitat y desestimado dos años después, pero con la diferencia de que el IDIP no había sido parte.
Habiendo desistido el Ayuntamiento del recurso de casación, la secretaria de Sala dictó un decreto en el que consideraba procedente la condena en costas, en 300 euros, teniendo en cuenta que el desestimiento se había producido muy tardíamente, una vez que ya estaba señalado día para votación y fallo.
El IDIP recurrió argumentando "la falta de proporción" entre la cuantía máxima de 4.000 euros de costas en la sentencia del 23 de junio de 2014 y la de 300 señalada, basándose en que en los dos recursos las partes han cumplido los mismos trámites procesales en cuestiones también iguales.
El Tribunal considera que el IDIP tiene parte de razón en cuanto a la proximidad y plena identidad de muchos aspectos en ambos procedimientos de casación, por lo que es razonable la proporcionalidad. No obstante, justifica que esta analogía "no implica identidad" ya que el IDIP no fue parte en el recurso de 2012, aunque sí lo hizo el Abogado del Estado con una labor "repetitiva".

<- Volver a Prensa