Cerca:

Mitjà:

Any:

Broseta confía en que el gobierno municipal entregue el listado de obras y mejoras antes de la aprobación definitiva de los Presupuestos

Los vecinos piden que la inversión en el Cabanyal sea para rehabilitar edificios

2014-11-17Publicat per:
Rehabilitar viviendas, no comprar para derribarlas. Esa fue la petición que lanzó ayer la presidenta de la Federación de Vecinos, María José Broseta, acerca de los 700.000 euros que destinará el ayuntamiento el próximo año al plan urbanístico del Cabanyal.

La alcaldesa Rita Barberá dejó claro el viernes que los fondos se destinarán íntegramente a la adquisición de inmuebles. En realidad hay lista de espera para vender propiedades a la empresa pública Plan Cabanyal-Canyamelar, encargada de ejecutar el proyecto de la prolongación de la avenida Blasco Ibáñez y el resto de las intervenciones.

Broseta hizo suyas las peticiones de la asociación de vecinos del Cabanyal, que fueron entregadas al gobierno municipal junto a otras 43 entidades que decidieron participar en esta iniciativa. Se trata de la rehabilitación de la nave industrial situada en la calle Vicente Brull, número 30 al 34, esquina con la calle Mariano Cuber, para convertirla en un centro cultural multiusos con sótano para aparcamiento público.

La otra solicitud se centra en la restauración del edificio de la calle Reina número 117, en la zona del Cabanyal, para convertirlo en un centro de servicios sociales y mediación social en el barrio. El inmueble es una propiedad municipal comprada a sus propietarios con la intención de derribarla, pero que la actual propuesta de modificación del plan, pendiente de aprobación definitiva, la deja fuera de la zona afectada por la prolongación de la avenida Blasco Ibáñez y por tanto su mantenimiento es compatible.

La planta baja del edificio es un antiguo colegio y se trata de un inmueble que formaba parte del catálogo provisional de edificios protegidos del Plan General, cuya rehabilitación y puesta en uso «serviría para cubrir las necesidades de servicios sociales que tiene esta parte del Cabanyal», se dice en la alegación.

La voluntad del consistorio es sacar adelante la modificación y conseguir que se derogue la orden ministerial de diciembre de 2009, por la que se paralizó cualquier actuación. La tesis del gobierno municipal es que esto afecta también a cualquier licencia privada.

Por el contrario, las asociaciones vecinales reiteran que los 700.000 euros incluidos en el Presupuesto podrían destinarse sin ninguna pausa a obras de rehabilitación, tanto públicas como privadas. Acerca del resto de cuentas presentadas el viernes, la presidenta vecinal indicó que confía en que dentro de unos días, el gobierno municipal les informe de si se han tenido en cuenta sus peticiones, lo que dio por sentado la alcaldesa Barberá.

En caso contrario, se daría la circunstancia de que las entidades vecinales no sabrían si presentar alegaciones a las cuentas de 2015, al desconocer si el gobierno municipal se ha hecho eco de las reivindicaciones que entregaron.

<- Volver a Prensa