Cerca:

Mitjà:

Any:

CAMPAÑA DE ALEGACIONES CONTRA EL NUEVO PROYECTO DEL AYUNTAMIENTO DE VALENCIA PARA EL CABANYAL – CANYAMELAR

2014-09-19Publicat per:
(“proyecto de documento de adaptación a la Orden del Ministerio de Cultura CUL/3631/2009 del Plan Especial de Protección y Reforma Interior (PEPRI) del Cabanyal-Canyamelar”)

Esta mañana hemos estado en el Registro del Ayuntamiento de Valencia representantes de la Plataforma Salvem el Cabanyal, la AVV Cabanyal-Canyamelar y la AVV. PAVIMAR, junto con numerosos vecinos del barrio y representantes políticos de la oposición, haciendo entrega de más de 1.000 alegaciones en este Registro General, y 2.300 presentadas esta misma mañana en la Junta Municipal del Marítimo. Estamos activos y dispuestos a seguir defendiendo el Patrimonio Cultural que es el Cabanyal todo el tiempo que dure la amenaza sin sentido a la que está sometido el barrio desde hace 16 años. Una Alcaldesa que ha malgastado dinero público degradando, derribando y abandonado este Patrimonio y a sus habitantes, no acatando las sentencias de los tribunales que le han advertido por activa y por pasiva que el PEPRI del Cabanyal es ilegal, da a entender que antepone lo personal al interés general. Un comportamiento de esta clase demuestra su incapacidad para seguir dirigiendo el futuro de nuestra ciudad. Es necesario un cambio en el gobierno que garantice el dialogo y el consenso con los ciudadanos en una democracia.

Los contenidos de las alegaciones presentadas hacen alusión a los aspectos legales y carencias que la modificación presentada plantea. Queremos hacer visible el rechazo de la sociedad a esta modificación, que es igual de ilegal, expoliadora y destructora que el proyecto anterior del que nace, y que no respeta ni al barrio ni a las personas que lo habitan.

1. En junio de 2014, y tras dieciséis años de lucha social y judicial, los vecinos del Cabanyal obtuvieron del Tribunal Supremo la declaración definitiva de que el Plan urbanístico para el barrio del Cabanyal – Canyamelar, aprobado en 2000 por el Ayuntamiento de Valencia, supone expolio del patrimonio histórico español, es ilegal, y debe ser modificado profundamente, con respeto a los valores patrimoniales que atesora el Barrio de El Cabanyal.

2. La respuesta del gobierno municipal de Rita Barberá ha sido la propuesta unilateral (sin escuchar ni a vecinos ni a la oposición), de un nuevo plan, denominado “proyecto de documento de adaptación a la Orden del Ministerio de Cultura CUL/3631/2009 del Plan Especial de Protección y Reforma Interior (PEPRI) del Cabanyal-Canyamelar” (en realidad una versión del primer Plan) que mantiene prácticamente intactos los elementos destructivos del proyecto declarado ilegal, que no respeta ni las exigencias legales, ni el sentido común: no respeta la estructura urbana y arquitectónica del barrio, ni las características de su ambiente, ni las alineaciones urbanas, ni su silueta paisajística. Se trata, de nuevo, dieciséis años después, de un plan ilegal.

3. Aprovechando el período vacacional, el Ayuntamiento abrió el obligatorio trámite de información pública de su propuesta de “adaptación” del Proyecto declarado ilegal, cuyo plazo finaliza el 22 de septiembre.
La Asociación de Vecinos del Cabanyal – Canyamelar, la Plataforma Salvem el Cabanyal y la AVV PAVIMAR, han aprovechado este trámite para impulsar una campaña de alegaciones que sirva para informar a los ciudadanos del fraude que pretende cometer el Ayuntamiento de Valencia (cambiar un Plan declarado ilegal, por otro igualmente ilegal y destructor del patrimonio), y que muestre el gran rechazo social de los ciudadanos ante un proyecto que mantiene la destrucción de más de 1.600 viviendas, y que afecta de forma irreparable al Conjunto Histórico Protegido del Cabanyal – Canyamelar, a la cohesión social de sus vecinos y a su desarrollo económico.
4. Durante las últimas semanas las organizaciones vecinales se han reunido con ciudadanos, representantes de los partidos políticos, asociaciones civiles defensoras del patrimonio a nivel local, estatal y europeo, académicos y profesionales del Derecho, y organizaciones como “Europa Nostra” y la World Monument Fund (España) entre otros, han acumulado una cantidad abrumadora de argumentos que justifican la retirada inmediata del nuevo Plan del Ayuntamiento para el Conjunto Histórico del barrio del Cabanyal – Canyamelar.
Debe subrayarse que la aplicación de la Ley de Patrimonio Histórico español que dio cobertura a la declaración de expolio (aplicación confirmada por el Tribunal Supremo) ha demostrado que el caso del Cabanyal no es un tema local o autonómico, que afecta solo al barrio, a la ciudad de Valencia, ni siquiera solo a la Comunitat Valenciana. Su deterioro y destrucción incumbe a todo el Estado español. Por esta razón, tienen derecho a presentar alegaciones todas las personas y organizaciones residentes en España, pues todas tienen interés en la protección del patrimonio histórico común.

5. En cuanto a los argumentos que contienen las alegaciones contra el Plan del Ayuntamiento, pueden resumirse en los tres siguientes:
Primero. Burla de la participación pública a la que ha de someterse la confección de las propuestas de planeamiento. Desprecio a la participación ciudadana, falta de legitimidad y fraude legal.
- En contra de lo que el sentido común y las peticiones de todas las organizaciones del barrio y de los grupos municipales de la oposición, la elaboración del nuevo proyecto no ha contado con nadie, ha surgido de pactos ocultos y clandestinos con el Ministerio de Cultura (reconocidos por el propio Ayuntamiento) cuya única finalidad es burlar las leyes, la Orden Ministerial que declaró el expolio y las sentencias que han conformado la existencia de dicho expolio.
Segundo. El nuevo Plan incumple de modo flagrante la Orden del Ministerio de Cultura, pues sigue afectando destructivamente a los valores patrimoniales que deben ser preservados.
- La reforma presentada no respeta la trama del barrio, sigue alterando profundamente su estructura urbana y arquitectónica, su parcelación, las características de su ambiente y las alineaciones urbanas y de la silueta paisajística del conjunto. Y ello sólo para satisfacer un objetivo ajeno al de preservar y potenciar el Patrimonio Histórico Español. Su objetivo es exclusivamente prolongar la avenida Blasco Ibáñez.
Tercero. El Plan del Ayuntamiento ha sido rechazado por prestigiosas organizaciones protectoras del patrimonio a nivel europeo
- No sólo los ciudadanos, la Orden Ministerial y los tribunales de Justicia. Organizaciones del prestigio de Europa Nostra (federación pan-europea presidida por Plácido Domingo, que tiene por objetivo la salvaguardia del patrimonio cultural y natural de Europa, y que cubre más de 50 países y cuyos miembros integrantes se conforman por más de 250 organizaciones), así como la World Monuments Fund (WMF) NY, una organización privada, internacional, sin fines de lucro dedicada a la preservación de los sitios históricos de la arquitectura y del patrimonio cultural en todo el mundo, cuyo director en España es Pablo Longoria, se han dirigido al Ayuntamiento expresando su preocupación por la forma en que se ha elaborado y por el fondo de lo que contiene el nuevo Plan.
Cuarto. La conclusión es que con el nuevo Plan persisten los efectos destructivos del ya declarado ilegal. Por lo tanto, supone, de nuevo, expolio.
- La nueva propuesta es ilegal y debe retirarse y rectificarse inmediatamente. De lo contrario se estará produciendo una verdadera burla al mandato contenido tanto en la Orden del Ministerio de Cultura como en las sentencias que confirman dicha Orden y que condenan al Ayuntamiento a acomodar el plan del Cabanyal a los indicados valores patrimoniales .

6. A la vista de lo anterior, en opinión de la Asociación de Vecinos y de la Plataforma Salvem el Cabanyal, la actitud del Ayuntamiento significa un evidente y flagrante fraude de ley, e incluso un posible delito contra el patrimonio, ya que, de una parte, contraviene frontalmente la Orden Ministerial, burlando absolutamente su contenido y de otra, atenta, conscientemente y de propósito, contra elementos de singular valor patrimonial, cuya protección queda fuera de toda duda.
Mientras el Ayuntamiento se empeñe en que la solución urbanística para el Conjunto Histórico de El Cabanyal es la prolongación de la traza Avenida de Blasco Ibáñez, el expolio se seguirá produciendo. Frente a esta postura, las organizaciones vecinales y los ciudadanos que alegan contra el Plan del Ayuntamiento insisten en que debe redactarse un verdadero Plan Especial de Protección de El Cabanyal, que sea realmente participativo, que rehabilite y preserve sus valores, porque existen, y porque forman parte no sólo de la identidad cultural del barrio y de la ciudad a la que pertenece, sino del patrimonio de todos los españoles.

<- Volver a Prensa