Cerca:

Mitjà:

Any:

El gobierno municipal acaba el plazo de alegaciones, aunque depende del visto bueno del Ministerio de Cultura a las modificaciones

El ayuntamiento confía en aprobar el plan del Cabanyal en octubre

2014-09-20Publicat per:
El próximo lunes acaba el plazo de presentación de alegaciones del plan urbanístico del Cabanyal, en lo que se refiere a las modificaciones anunciadas hace tres meses por la alcaldesa Rita Barberá. A partir de entonces sigue un proceso que, tras la contestación a las propuestas, necesita del visto bueno de la Conselleria de Territorio y, finalmente del propio Ministerio.

De ahí la falta de certeza acerca del pleno al que se llevará el plan de manera definitiva antes de retomar las obras. El ministerio todavía no ha dado a conocer ni las entidades que deben hacer un informe sobre la modificación. Pese a que se trata de un estudio no vinculante, es uno de los aspectos que formaron parte del preacuerdo dado a conocer por la alcaldesa Barberá.

La intención del consistorio, indicaron ayer fuentes municipales, es llevar el documento el próximo octubre al pleno, una vez respondidas las alegaciones. Eso sí, depende también de que el Ministerio de Cultura apruebe que la modificación cumple con todos los requisitos establecidos en la negociación.

Los cambios suponen estrechar la prolongación de la avenida Blasco Ibáñez a su paso por la zona declarada Bien de Interés Cultural. Eso se consigue eliminando una serie de derribos previstos.

La plataforma vecinal Salvem el Cabanyal, contraria a las obras, presentó ayer alegaciones en el registro municipal. Representantes de la entidad presentaron un millar de escritos, aunque la portavoz, Maribel Doménech, indicó que tienen constancia al menos de 25.000 alegaciones en contra de la propuesta municipal, aparte de las que se han descargado por internet. En la junta del Marítimo pasaron 2.300.

En un comunicado posterior, indicaron que «estamos activos y dispuestos a seguir defendiendo el patrimonio cultural que es el Cabanyal todo el tiempo que dure la amenaza sin sentido a la que está sometido el barrio desde hace 16 años».

El propósito de la empresa Plan del Cabanyal, gestora de las obras, es reanudar tras la paralización los derribos en la calle San Pedro, para abrir un bulevar perpendicular a la prolongación, además de continuar con el proceso de compra de viviendas. La anulación de la orden ministerial de 2009 permitirá también la concesión de licencias privadas.

<- Volver a Prensa