Cerca:

Mitjà:

Any:

Sostienen que el plan expolia el patrimonio del barrio y cuesta más de 300 millones de euros

Los socialistas alegan al nuevo plan del Cabanyal porque es irrealizable

2014-09-05Publicat per:
El grupo municipal socialista en el Ayuntamiento de Valencia ha presentado alegaciones al Plan Especial de Protección y Reforma Interior (Pepri) del Cabanyal-Canyamelar porque es incompatible con la protección de su conjunto histórico y expolia el barrio.

El portavoz socialista en el Consistorio Joan Calabuig quien ha presentado las alegaciones de su formación al Pepri, en un acto en el barrio, ante la Lonja de Pescadores, junto con los concejales Vicent Sarrià, Isabel Dolz y Fèlix Estrela y representantes de las entidades del barrio.

"Es el epílogo del desastroso gobierno" de la alcaldesa Rita Barberá, ha denunciado Calabuig, quien ha indicado que lo que plantean es "reactivar la economía y mejorar la calidad de vida de los vecinos y vecinas frente a un plan es "económica, legal y socialmente inviable".

"La primera razón por la que presentamos alegaciones es porque este plan no va a relanzar el barrio, sino que abunda más en el desastre", ha dicho, y ha explicado que plantean que la reforma "ha de retirarse porque no resuelve ninguno de los problemas que se habían planteado al mantener el expolio planteando una avenida que destruye la trama del barrio, no respeta la orden ministerial y sigue planteando la destrucción de más de un centenar de inmuebles con distintos grados de protección y supone un coste económico inasumible", ha citado entre otras cuestiones.

El portavoz socialista ha detallado que es "inviable económicamente" porque su formación calcula que llevar adelante este proyecto "podría superar los 300 millones con expropiaciones incluidas, cuando este Ayuntamiento apenas invierte en sus presupuestos 30 millones anuales".

Los socialistas consideran inviable el proyecto porque "no resuelve ninguno de los problemas que se habían planteado desde la protección y el expolio". Y ha advertido de que es "inviable socialmente" porque "persiste en la degradación y el abandono en el que viven los vecinos".

Calabuig ha asegurado que el "final de esta historia tiene que ser el final del PP" porque su gestión ha sido "un desastre para el Cabanyal-Canyamelar, para el Paseo Marítimo pero también para el conjunto de la ciudad". Los socialistas plantean "una nueva etapa para el Marítimo y para Valencia".

Los socialistas exigen al Ayuntamiento que se vuelvan a conceder licencias para que los residentes rehabiliten sus casas y comercios y fluya la inversión por el barrio marinero.

El pleno municipal aprobó a finales de julio la modificación del plan urbanístico del Cabanyal, con los únicos votos del PP. La oposición lo rechazó en bloque porque entiende que expolia la zona. La última propuesta de los populares mantiene la prolongación de la avenida de Blasco Ibáñez hasta el paseo marítimo, con una anchura de 48 metros, lo que supone el derribo de más de 600 inmuebles.

<- Volver a Prensa