Cerca:

Mitjà:

Any:

El ayuntamiento da luz verde a la modificación del plan del Cabanyal

2014-07-26Publicat per:
Grau asegura que la exposición pública del proyecto se prolongará hasta la segunda quincena de septiembre
La alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, está a punto de irse de vacaciones y ha dejado ya los deberes hechos del Cabanyal. Ayer, en el último pleno de verano, se aprobó la modificación del Plan Especial de Protección y Reforma del Cabanyal (PEPRI) para adaptarlo a la orden ministerial de González-Sinde (2009) y que ha sido mantenida por el Gobierno de Rajoy.

Los cambios se aprobaron por mayoría, con los votos favorables del PP y con la oposición en bloque de PSPV, EU y Compromís, que aseguraron que la modificación seguía manteniendo el expolio.

El vicealcalde, Alfonso Grau, aseguró que van a seguir con «la tramitación legal y escucharemos todas las propuestas que nos lleguen, porque lo que queremos es revitalizar el barrio y no paralizarlo, que es lo que pretende la oposición».

Grau indicó que lo que hacían era aprobar la exposición pública y «no su aprobación definitiva. El trámite está sujeto a ley y no sé por qué se empeñan en decir que nos lo paralizarán en el Ministerio de Cultura, ya que si fuera así, deberían de estar tranquilos y los veo nerviosos. Quizá sea porque la orden de González-Sinde no es ya la Biblia que ustedes creían», dijo a la oposición.

El PSPV, que ya advirtió que denunciaría a los políticos que levantaran la mano para aprobar el plan y a los funcionarios que firmaran documentos, siguió ayer con la línea de amenazas. El concejal Vicent Sarrià lanzó una advertencia: «Procuren hacerlo bien, porque si hacen alguna ilegalidad nos tendrán enfrente. No es lógico que quieran llegar a la playa en coche».

El vicealcalde lamentó que el PSPV trate de amedrentar «cuando ustedes eran los que decían cuando gobernaban que la prolongación de Valencia al mar era irrenunciable y cambiaron de opinión al día siguiente de perder las elecciones».

El concejal Joan Ribó, antes de comenzar el debate, exigió que se retirara del orden del día el punto del Cabanyal porque los documentos del informe económico de viabilidad del plan les llegaron en un primer momento sin algunas hojas, «y cuando las tuvimos, comprobamos que algunas sumas estaban mal hechas. De un déficit del proyecto de 10 millones, pasa a 19 millones».

El secretario del Ayuntamiento, Pedro García, expuso que consultado el tema legalmente, «no procedía porque el mismo miércoles se les entregó la documentación en formato informático».

El portavoz de EU, Amadeu Sanchis, criticó que la exposición del plan se haga en agosto. Y Ribó fue más allá cuando despertó el fantasma del pasado y dijo que «Franco también acostumbraba a exponer y aprobar temas en agosto».

El vicealcalde dejó claro que la exposición será de «45 días hábiles, llegará hasta la segunda quincena de septiembre. Hagan el favor de no decir mentiras».

Sanchis (EU) recordó que lo que se iba a aprobar era «un expolio bajo otro nombre. Quieren que el tráfico rodado atraviese el Cabanyal y van en contra de la ley de Patrimonio porque cuando se protegen zonas BIC (Bien de Interés Cultural) es en su totalidad. Por eso hemos pedido ya al presidente Alberto Fabra que subrogue al ayuntamiento la competencia urbanística».

Desde Compromís, Ribó insistido en que la modificación «es un proyecto opaco, chapucero e inviable económicamente. Además, llevan una propuesta irrealizable. Antes cortaban el barrio con cuchillo y ahora con un cuchillo más afilado». Por su parte, Sarrià (PSPV) indicó que en política rectificar es de sabios y no tiene por qué considerarse derrota».

En este pleno de julio intervinieron tres colectivos vecinales del Cabanyal, todos en contra del plan, ya que los que están a favor no acudieron porque confían en que salga ya adelante.

En la asociación Pavimar, su representante, Carmen Cuevas, recordó que «se nos llena la boca hablando que Sorolla pintó el esplendor de Valencia, pero se les olvida que esa imagen del Cabanyal y de los pescadores es la que quieren destruir».

Voz de algunos vecinos

Desde la asociación de vecinos Cabanyal -Canyamelar, el vicepresidente, Vicente Gallart, dijo dirigiéndose a la alcaldesa: «Usted asume el deseo irrenunciable de cumplir con su compromiso electoral y presenta un plan que parte de los mismo errores que el inicial.

Gallart afirmó que «antes usaba el hacha para abrirse el paso por las calles del barrio y ahora es el cúter para clavarlo en el corazón del Cabanyal».

Mar Villora, de Salvem el Cabanyal, una joven de 17 años, aseguró que es «un proyecto personal y sin consenso» e hizo un llamamiento al PP «para que convoquen a los ciudadanos e intenten trabajar en la defensa del patrimonio para hacer planificaciones como la participación del Cabanyal».

Tras la aprobación de la modificación del plan, media docena de componentes de Salvem el Cabanyal se pintaron la cara con pintalabios rojo (en alusión a la sangría del barrio) y permanecieron de pie, eso sí, llevaban toallitas húmedas para luego quitarse las pinturas de guerra.

Entre las anécdotas, cabe destacar que al inicio del pleno el concejal del PSPV Félix Estrela era el único que lucía pegatinas de Salvem y, a las 13 horas, los concejales de EU, PSPV y Compromís bajaron a la concentración de este grupo para hacerse la foto y ponerse la pegatina. La alcaldesa dijo que le parecía curioso que algunos concejales no estuvieran a la hora de votar. «Estarán en la manifestación, será que es una cosa muy digna no estar en el escaño».

(Esta es una noticia ampliada de otra anterior: http://www.lasprovincias.es/valencia-ciudad/201407/25/pleno-ayuntamiento-valencia-aprueba-20140725122930.html

<- Volver a Prensa