Cerca:

Mitjà:

Any:

Los socialistas aseguran que la propuesta del PP es un simple maquillaje que no evita el expolio

2014-07-23Publicat per:
Calabuig califica la propuesta de tomadura de pelo y considera que no tendrá el apoyo ni del Gobierno ni de las instituciones que tienen que emitir los informes
El portavoz del grupo municipal socialista en el Ayuntamiento de Valencia, Joan Calabuig, ha explicado que su formación ha votado en contra de la propuesta del PEPRI del Cabanyal-Canyamelar porque entienden que la reforma es un “simple maquillaje del anterior” y “no supone en absoluto un cambio sustancial que se adapte a la Orden Ministerial de 2009 ni, por tanto, evita el expolio”. Una variación que supone una “tomadura de pelo”, ha puntualizado y ha considerado que “muy difícilmente” va a tener el apoyo de Gobierno e instituciones que tienen que emitir los informes porque “ninguno de ellos está exentos de cumplir la ley”.

En estos términos se ha pronunciado ante los medios de comunicación al finalizar la Comisión de Urbanismo, junto con el concejal Vicent Sarrià, donde ha asegurado que el proyecto presentado por el Partido Popular para apenas varía en un 2 por ciento sobre el anterior, destruye 600 edificios y en definitiva la trama urbana del barrio contraviniendo las sentencias judiciales.

Por tanto, ha indicado que seguir por este camino supone precisamente querer ignorar la ley a sabiendas, de manera que ha explicado que los socialistas han advertido ya en la Comisión de Urbanismo que esta situación puede tener consecuencias jurídicas e incluso jurídico-penales para algunas personas si continúan por este camino.

Creemos que el PP busca una situación de alargar el tiempo y se hace además a costa de los vecinos y vecinas del Cabanyal-Canyamelar, del sufrimiento de muchas personas que van a seguir viendo como se degrada su barrio porque el PP sigue sin dar una respuesta real al problema. Además, ha recordado que el actual Gobierno “estableció hace apenas unos meses un acuerdo del Consejo de Ministros en el que dejaba muy claro que el PEPRI se tenía que ajustar a la Orden Ministerial”, sin embargo ha matizado que esta adaptación “no se ha hecho”.

“Es un desastre de gestión, el empecinamiento en un proyecto que no tiene ninguna posibilidad supone un grave perjuicio para la reactivación económica y la puesta en valor de un barrio como el Cabanyal-Canayamelar”, ha expuesto y ha señalado que el PP “va en un camino claramente equivocado, se insiste en los mismos errores y después de todo este trámite y perder cinco años, esta reforma tendrá que ir al Ministerio de Cultura, que tendrá que consultar de nuevo con todas las entidades que se pronunciaron a favor de la protección del barrio”. Desde luego, ha indicado que con “un pequeño maquillaje del 2 por ciento, manteniendo la destrucción de centenares de casas tenemos serias duras de que el Gobierno de España esté en condiciones de aceptar este proyecto”.

Calabuig ha subrayado que desde el punto de vista “de las sentencias, del sentido común y de cumplimiento mismo de la ley, el PP está insistiendo en seguir por un camino equivocado, causando un grave perjuicio a los vecinos y vecinas”. En su opinión, la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, y su equipo “han fracasado” en el barrio y, por lo tanto, ha asegurado que “sólo el final de su mandato dará esperanza a esta zona”. “Barberá ha pedido un balón de oxígeno a Rajoy de cara a las elecciones porque no habrá ninguna consecuencia práctica y los errores de estos años van a provocar que siga deteriorando la situación”, ha expuesto.

Por su parte, Vicent Sarrià ha apuntado que la propuesta que se ha presentado hoy en la Comisión de Urbanismo es “una burla” al propio Consejo de Ministros porque “no resuelve ninguno de los problemas que en su momento motivaron la Orden Ministerial al mantener una avenida de 48 metros o derribos de edificios protegidos”, entre otras cuestiones.

“Se vuelve a entrar en una vía muerta porque es una propuesta de modificación que en última instancia tendrá que ser validada por el propio Ministerio de Cultura”, ha explicado y ha advertido que a los socialistas les preocupa “la insumisión judicial de Barberá en todo este proceso”. “No le ha bastado descalificar todas las sentencias contrarias”, ha criticado y ha censurado que en todos los informes “se refieren a la Orden como inargumentada” lo que, a su juicio, “es un insulto a la Audiencia Nacional y al Tribunal Supremo, que le han dado un varapalo judicial tras otro”.

“Están incurriendo en violación de la Orden Ministerial ratificada por sentencias, lo que en la práctica supone alargar una vez más la situación de los vecinos del Cabanyal”, ha advertido y ha planteado que si era “tan sencillo adaptar la ley, por qué han sido incapaces desde noviembre de 2011 de alcanzar un acuerdo”. En su opinión, el Gobierno “ha intentado lo contrario” es decir, que Barberá “cumpliera la ley y renunciara a sus posiciones numantinas sobre el Cabanyal”.
Además, ha cuestionado la tramitación porque según ha explicado “el supuesto acuerdo político se ha enviado por correo electrónico prácticamente sin encabezamiento”, lo que ha calificado “inédito” que un acuerdo político “se envíe de esta manera y sin saber en qué se basa”.

Finalmente, los socialistas han insistido en que estudiarán emprender acciones judiciales cuando finalice el proceso de exposición pública porque entienden que se está “incumpliendo la ley a sabiendas”.

<- Volver a Prensa