Cerca:

Mitjà:

Any:

El Supremo avaló recientemente la orden del Ministerio de Cultura que considera que la ampliación de la avenida rompería la trama urbana protegida

Aprueban prolongar Blasco Ibáñez a través del Cabanyal, pese que podría suponer expolio

2014-07-22Publicat per:
La comisión de Urbanismo del Ayuntamiento de Valencia ha aprobado este martes con los votos a favor del PP someter a información pública la modificación-adaptación del PEPRI del Cabanyal-Canyamelar a la orden del Ministerio de Cultura, a pesar de que este nuevo proyecto mantiene la prolongación de Blasco Ibáñez.
Esta orden ministerial, emitida en 2009 (con el PSOE en el Gobierno), paralizó todas las actuaciones al considerar que la ampliación de la avenida que implica la destrucción de 1.600 viviendas supone la ruptura de la trama urbana en retícula paralela al mar, lo que se considera un expolio.
El mismo documento instaba al Ayuntamiento a adaptar o modificar el proyecto urbanístico para que no se produjera el expolio, lo que en la práctica dejaba casi inviable la prolongación de Blasco Ibáñez.
Además, una reciente sentencia del Supremo ha avalado la validez de la orden ministerial y por tanto del expolio que supondría.
Pese a todo, el vicealcalde del Consistorio, Alfonso Grau, ha defendido este martes que este nuevo plan ejecutado con el respaldo del Ministerio de Cultura en cumplimiento de su orden respeta y protege la trama urbana del barrio ya que se reducen de 5 a 3 las alturas de las parcelas recayentes a la avenida, y se reducen un 35% los derribos incialmente previstos.
También se mantienen y se protegen la Lonja de Pescadores y la entonces denominada Fábrica de Hielo.
De esta forma, el pleno del Ayuntamiento aprobará este viernes someter a información pública el proyecto durante 45 días (el máximo previsto por ley) en los que cualquier entidad o particular podrá presentar alegaciones.

La oposición en contra

La oposición municipal (PSPV, Compromís y EU) ha rechazado estos cambios por considerar que son "un simple maquillaje", una "maniobra de distracción" para "ganar tiempo a costa de los vecinos del Cabanyal" y que no se ajustan a la ley, al mantener la prolongación de Blasco Ibáñez, y por tanto el expolio



<- Volver a Prensa