Cerca:

Mitjà:

Any:

Barberá pisa el acelerador y anuncia la tramitación del nuevo plan para julio

Salvem El Cabanyal reclama los informes que avalan el acuerdo con Cultura

2014-06-30Publicat per:
Salvem El Cabanyal, plataforma contraria al plan urbanístico que el Gobierno local diseñó para el barrio, pedirá a la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, la documentación presentada al Ministerio de Cultura sobre la nueva solución urbanística dada al barrio, que incluye la prolongación de Blasco Ibáñez hasta el mar y el derribo de al menos un millar de casas.

El expresidente de la plataforma Faustino Villora subrayó en un Ateneu Marítim atestado de vecinos que aprobar un plan no es tan fácil como la alcaldesa de Valencia quiere dar a entender. “Necesita un proyecto completo, con su memoria económica. Luego tiene que sacarlo a exposición pública y responder a las alegaciones”, resumió Villora tratando de insuflar ánimos a los vecinos. Y anticipó que si en 1998 se presentaron más de 70.000 alegaciones, ahora no serán menos. “Estamos dispuestos a repetir todo el proceso. Ahora estamos mucho mejor, más preparados que hace 16 años”, desafió Villora.

Mezclados entre los vecinos acudieron a la asamblea convocada por Salvem representantes del PSPV-PSOE, EU, Compromís y UPyD. También la presidenta de la Federación de Asociaciones de Vecinos de Valencia, María José Broseta y la entidad Acció Cultural. No faltaron los asiduos, miembros de la Asociación de Vecinos del Cabanyal o el colectivo de comerciantes del barrio.

La reunión se abrió en torno a las ocho de la tarde con la intervención de la abogada Adelina Serna, que informó de las últimas novedades judiciales. La letrada recordó que la última sentencia firme que existe sobre el conflicto —de la Audiencia Nacional— da la razón a la plataforma ciudadana. “Como a la alcaldesa no le gustaba lo que decía”, añadió Serna, “la recurrió ante el Tribunal Supremo y en el último minuto, cuando estaba a punto de fallar, después de esperar tanto tiempo, ¿la retira?”, subrayó la abogada. “Aunque el Supremo no llegue a dictarla, hemos ganado. La única que necesitaba el fallo del Supremo era ella, no nosotros. Y si fuera a su favor, a buenas horas la retira”, concluyó en medio de un aplauso de los asistentes. La orden ministerial de 2009 está en vigor subrayó.

El arquitecto Vicente Gallart, miembro de Salvem, se quejó de que el Ayuntamiento no les ha facilitado información sobre esta nueva solución. “Mostró cuatro planos, no la documentación”, denunció Gallart. El arquitecto y activista insistió en que la ley del Patrimonio Histórico Español, que cita la orden ministerial, considera que la sustitución (derribo y alzado de nuevos edificios) de inmuebles en los conjuntos históricos protegidos “son excepcionales” y “únicamente pueden hacerse en la medida en que beneficien al conjunto, no para conectar una avenida con el mar”.

La asamblea ratificó la convocatoria de una manifestación el 19 de octubre, coincidiendo con la semana cultural de Portes Obertes del Cabanyal.

Mientras tanto, el Gobierno local de Valencia trabaja para aprobar en el pleno de finales de julio la modificación puntual del plan urbanístico del Cabanyal tras el acuerdo político con el Gobierno, afirmó la alcaldesa Rita Barberá después de entrevistarse con el nuevo delegado del Gobierno, Serafín Castellano.

Barberá ha encomendado a la Oficina del Cabanyal la adaptación del plan urbanístico que, según la regidora, reducirá en un 35% el número de inmuebles afectados, y reducirá de cinco a tres las alturas de los edificios de la zona BIC. La prolongación de la avenida, de 48 metros de ancho, se mantiene. Castellano añadió que con la aprobación de esta modificación “se da un paso definitivo” para ejecutar el acuerdo entre Gobierno y Ayuntamiento, que también contempla la suspensión de la orden ministerial de 2009 del Gobierno socialista.

Barberá arremetió contra el Ejecutivo del socialista José Luis Rodríguez Zapatero porque “se extralimitó” cuando intervino en el planeamiento de Valencia. La regidora obvió que el Gobierno sí tiene competencias en materia patrimonial.

<- Volver a Prensa