Cerca:

Mitjà:

Any:

La retirada del recurso contra la declaración de expolio del Plan de Cabanyal

2014-06-27Publicat per:
En fechas recientes el Ayuntamiento de Valencia anunció que había retirado (legalmente se dice desistir) el recurso de casación presentado ante el Tribunal Supremo, contra la sentencia de la Audiencia Nacional que declaraba la legalidad de la Orden Ministerial, declarando el Plan del Cabanyal un acto de expolio contra el patrimonio cultural. Ello ha dado lugar a muchas preguntas por la ciudadanía y algún comentario poco acertado referido a los efectos jurídicos de la retirada del recurso.
La ley faculta a quien presenta una demanda para poder desistir mientras no se haya dictado sentencia. La regla general es que el desistimiento necesita la conformidad del demandante y demandados. Si el demandante solicita el desistimiento, el Tribunal lo traslada a los demandados, si hay acción pública, también a la fiscalía, y estas pueden estar de acuerdo, en ese caso se archivará. Pero si los demandados alegan que la falta de sentencia puede dañar el interés público y lo justifican, en ese caso se dicta sentencia. En este caso, era muy fácil de justificar la necesidad de sentencia que clarificara el conflicto de competencias en materia de patrimonio histórico, para evitar las consecuencias negativas que ello tiene para el patrimonio. En este caso, para el barrio del Cabanyal.
Esa regla general, no se aplica cuando el desistimiento se solicita en un recurso de casación contra una sentencia. En ese caso se archiva aunque los demandados soliciten que se dicte sentencia y aleguen distintos motivos. La razón es que en esos supuestos no se puede alegar que la falta de sentencia puede dañar el interés público. Ello es así, porque ya hay una sentencia, la que se ha recurrido, de manera que si desiste el recurrente, esa sentencia adquiere firmeza y tiene los mismos efectos legales que si el supremo la hubiera ratificado desestimando el recurso dictando nueva sentencia.
Si el Ayuntamiento retira su recurso y permite que la sentencia de la audiencia adquiera firmeza, los efectos jurídicos serán que el ayuntamiento reconoce la validez de la doctrina expresada en la sentencia de la Audiencia Nacional, que declaraba la legalidad de la Orden del Ministerio declarando el Plan del Cabanyal un acto de expolio contra el patrimonio cultural así como el deber de adaptar el plan del Cabanyal a la legislación de patrimonio histórico. Por otra parte, supone un claro triunfo del Ministerio de Cultura y Salvem el Cabanyal que defendían la legalidad de la declaración de expolio por el Ministerio.
Así las cosas, muchos de preguntaran ¿Qué gana el Ayuntamiento retirando el recurso? Según mi parecer, jurídicamente nada, pero políticamente disimula el varapalo jurídico recibido en sus intentos de justificar la legalidad de su plan para el Cabanyal. Pues no es lo mismo que la prensa informe que el Supremo desestima su demanda, a que ella informe a la prensa que retira el recurso porque tiene un acuerdo para desbloquear el conflicto. Lo segundo puede ser mentira, pero crea la suficiente confusión para no dejar ver a mucha gente el varapalo sufrido en este proceso.

<- Volver a Prensa