Cerca:

Mitjà:

Any:

Marítimo: la primera reclamación

2014-06-21Publicat per:
Ahora, cuando parece que se desbloquea el asunto de la prolongación de la avenida de Blasco Ibáñez y su plan urbanístico, viene como anillo al dedo este recorte de “Las Provincias” donde por primera vez se pedía al Ayuntamiento atención a aquellos barrios, inversiones y reformas que eran muy necesarias. Era el mes de agosto de 1897 y Valencia acababa de engrandecerse a través de la anexión de los viejos municipios de Vilanova del Grau y Poble Nou de la Mar. Y como era un lugar donde los valencianos “de la capital” comenzaron a ir de veraneo, como los tranvías permitían ir y venir con relativa comodidad, el periódico empezó a ver los defectos y problemas de unos barrios, anexionados sobre todo por la insolvencia económica de sus ayuntamientos, donde todo estaba por hacer. Ese abandono, en buena medida, sigue existiendo en algunas zonas más de un siglo después. El Grao, Cabanyal, Canyamelar y la Malvarrosa siempre han tenido un déficit de atención e inversiones mayor que otros barrios de la ciudad. En buena medida, lo que desagrada de aquellos barrios es fruto del descontrol urbanístico, del mal gusto de los años 60 y 70, y de la dejadez actual, donde el fenómeno okupa es pieza principal. Más que del polémico proyecto de prolongación del que fue llamado Paseo de Valencia al Mar, de lo que hay que hablar es de la presencia del Ayuntamiento en la zona y de la reactivación del gusto por vivir en aquellos barrios. Veremos el futuro qué nos depara; veremos si todas las fuerzas en juego ponen la misma buena voluntad que el Ayuntamiento y se consigue no una pacificación del problema, sino una solución a largo plazo. La corporación municipal, como iremos comentando, ha dado el primer paso y va acompañado de una indudable buena voluntad.

<- Volver a Prensa