Cerca:

Mitjà:

Any:

Diez imágenes que ilustran la situación de El Cabanyal

2014-06-21Publicat per:
Valencia cuenta con uno de los barrios marítimos más singulares del Mediterráneo. El Cabanyal, que fue poblado independiente de la capital del Turia, espera desde hace décadas un plan urbanístico que le salve del actual estado de dregradación que presentan sus calles. En 2001, el Ayuntamiento aprobó el diseño del plan de reforma, pero se topó con sucesivos reveses judiciales y, en 2010, una orden ministerial que frenó las obras que comenzaban de arrancar.

La esperanza de la alcaldesa de la ciudad, Rita Barberá, materializada ahora, pasaba por un cambio en el Gobierno central que permitiera alcanzar un acuerdo para reactivar el plan.

La negociación ha sido dura y difícil. La inclusión en el proyecto urbanístico de cuatro calles (Escalante, Amparo Guillem, Pescadores y Doctor Lluch) catalogadas como Bien de Interés Cultural (BIC) y de edificios singulares como la Lonja de Pescadores, habían configurado el argumento de la orden ministerial que en 2010, bajo el mandato de Ángeles González-Sinde, frenó las obras al enteder que suponían un expolio.

El nuevo proyecto mantiene la esencia (la prolongación de la avenida Blasco Ibáñez hasta el mar), pero introduce modificaciones como la pervivencia de la Lonja de Pescadores. Un edificio datado en 1909 y construido a escasos metros del Mediterráneo cuyo valor simbólico supera al arquitectónico. El inmueble ha tenido distintos usos a lo largo de su dilatada historia. Comenzó como el enclave desde donde los pescadores votaban sus barcas arrastradas por bueyes. Con el paso de los años ha acogido un hospital y hasta una cárcel. En la actualidad cuentan con viviendas que, finalmente, esquivarán los derribos previstos.

El resto de cambios en el plan afectan a una zona, catalogada como BIC, en la que ya apenas quedan ejemplos de la arquitectura modernista que en su día distinguió al barrio y que, en la actualidad, aún perduran en las zonas que no se verán afectadas por la prolongación de la avenida Blasco Ibáñez. Un plan urbanístico que ayer volvió a escribir un capítulo que para el Ayuntamiento resulta definitivo pero que para los detractores del plan, que ya anuncian un nuevo litigio judicial, supone únicamente un punto y seguido.

<- Volver a Prensa