‘La Policia no va col.laborar en els enderrocs, només evita disturbis’ (Llevant)

El delegado del Gobierno responde a las acusaciones de que los policías actuaron con excesiva contundencia

El delegado del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Ricardo Peralta, ha asegurado hoy que los agentes de la Policía Nacional no han colaborado en los derribos acometidos estos días en el barrio del Cabanyal sino que “sólo” han intentado con su intervención “evitar disturbios”.

El delegado del Gobierno responde a las acusaciones de que los policías actuaron con excesiva contundencia

El delegado del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Ricardo Peralta, ha asegurado hoy que los agentes de la Policía Nacional no han colaborado en los derribos acometidos estos días en el barrio del Cabanyal sino que “sólo” han intentado con su intervención “evitar disturbios”.El delegado del Gobierno responde a las acusaciones de que los policías actuaron con excesiva contundencia

El delegado del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Ricardo Peralta, ha asegurado hoy que los agentes de la Policía Nacional no han colaborado en los derribos acometidos estos días en el barrio del Cabanyal sino que “sólo” han intentado con su intervención “evitar disturbios”.

Peralta ha respondido así, en rueda de prensa, a la pregunta de los periodistas de si no considera que los policías actuaron con “excesiva brutalidad o contundencia” contra los ciudadanos que trataban de detener el derribo de las casas, enfrentamiento que acabó ayer con dos heridos y dos detenidos.

“Me niego a aceptar que estos agentes colaboraron en los derribos”, ha aseverado al tiempo que ha recordado que las palas excavadoras actuaron en el barrio por orden del Ayuntamiento de Valencia, “que, de no haberlos ordenado, no se habría producido incidente alguno”. “Es el Consistorio quien podría haber actuado mejor, no la Policía”, ha dicho.

“Es el Ayuntamiento quien ha planificado y organizado los derribos. Los incidentes que se derivan de ello son responsabilidad exclusiva del Consistorio y es la alcaldesa -de Valencia, Rita Barberá- quien debe asumirla”, ha aseverado.

El delegado ha manifestado que los agentes no se dedicaron a proteger los edificios a derribar que ampara la orden ministerial de Cultura, tal y como solicitaban algunos vecinos del barrio, porque “esta normativa no les insta a hacerlo”.

“Entiendo que se discuta cómo actuaron pero lo hicieron por prevención, en el marco de sus competencias y para evitar que la situación derivara en desorden público. Hay que comprender que los derribos no los paralizan los ciudadanos, sino los tribunales”, ha sostenido.

Preguntado por las voces que piden su dimisión por los incidentes registrados así como por si aprueba “al completo” la intervención policial de estos días, ha eludido contestar y se ha limitado a decir que asume “toda la responsabilidad de las actuaciones de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado”.

De este modo, ha pedido disculpas a los periodistas que, en el ejercicio de su trabajo, hayan podido sufrir algún daño durante los altercados, y ha mostrado su “mayor respeto” a su labor profesional.

Peralta se ha puesto en contacto con la Jefatura Superior de Policía para que en las intervenciones “se tenga en cuenta” la presencia de estos profesionales.

Ha justificado algunos de los golpes y empujones sufridos por periodistas en que “el trabajo de estos policías, en este tipo de actuaciones, no siempre es fácil”.

No obstante, no ha pedido las mismas disculpas a los ciudadanos afectados por la intervención policial, dado que, a su juicio, “las circunstancias son diferentes: éstos segundos estaban allí porque querían manifestar su disconformidad con los derribos”, y no en ejercicio de su trabajo.

Sobre por qué no se personó en la zona donde estaban produciéndose los derribos, ha apuntado que no pensó que su presencia ahí “tuviese un efecto beneficioso”. “He estado donde tenía que estar”, ha agregado.

El delegado ha aplaudido por otro lado la decisión del Consejo de Ministros de aprobar hoy la presentación de un recurso de inconstitucionalidad contra la ley valenciana que autoriza todas las actuaciones del Plan del Barrio del Cabanyal, que incluye los derribos, después de que el Consejo de Estado dictaminara ayer a favor del recurso.

“Tengo plena confianza en el Estado de Derecho y en que este recurso conllevará la paralización inmediata de las actuaciones, con las que el Gobierno al que represento siempre ha mostrado su radical disconformidad”, ha concluido.

Peralta ha respondido así, en rueda de prensa, a la pregunta de los periodistas de si no considera que los policías actuaron con “excesiva brutalidad o contundencia” contra los ciudadanos que trataban de detener el derribo de las casas, enfrentamiento que acabó ayer con dos heridos y dos detenidos.

“Me niego a aceptar que estos agentes colaboraron en los derribos”, ha aseverado al tiempo que ha recordado que las palas excavadoras actuaron en el barrio por orden del Ayuntamiento de Valencia, “que, de no haberlos ordenado, no se habría producido incidente alguno”. “Es el Consistorio quien podría haber actuado mejor, no la Policía”, ha dicho.

“Es el Ayuntamiento quien ha planificado y organizado los derribos. Los incidentes que se derivan de ello son responsabilidad exclusiva del Consistorio y es la alcaldesa -de Valencia, Rita Barberá- quien debe asumirla”, ha aseverado.

El delegado ha manifestado que los agentes no se dedicaron a proteger los edificios a derribar que ampara la orden ministerial de Cultura, tal y como solicitaban algunos vecinos del barrio, porque “esta normativa no les insta a hacerlo”.

“Entiendo que se discuta cómo actuaron pero lo hicieron por prevención, en el marco de sus competencias y para evitar que la situación derivara en desorden público. Hay que comprender que los derribos no los paralizan los ciudadanos, sino los tribunales”, ha sostenido.

Preguntado por las voces que piden su dimisión por los incidentes registrados así como por si aprueba “al completo” la intervención policial de estos días, ha eludido contestar y se ha limitado a decir que asume “toda la responsabilidad de las actuaciones de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado”.

De este modo, ha pedido disculpas a los periodistas que, en el ejercicio de su trabajo, hayan podido sufrir algún daño durante los altercados, y ha mostrado su “mayor respeto” a su labor profesional.

Peralta se ha puesto en contacto con la Jefatura Superior de Policía para que en las intervenciones “se tenga en cuenta” la presencia de estos profesionales.

Ha justificado algunos de los golpes y empujones sufridos por periodistas en que “el trabajo de estos policías, en este tipo de actuaciones, no siempre es fácil”.

No obstante, no ha pedido las mismas disculpas a los ciudadanos afectados por la intervención policial, dado que, a su juicio, “las circunstancias son diferentes: éstos segundos estaban allí porque querían manifestar su disconformidad con los derribos”, y no en ejercicio de su trabajo.

Sobre por qué no se personó en la zona donde estaban produciéndose los derribos, ha apuntado que no pensó que su presencia ahí “tuviese un efecto beneficioso”. “He estado donde tenía que estar”, ha agregado.

El delegado ha aplaudido por otro lado la decisión del Consejo de Ministros de aprobar hoy la presentación de un recurso de inconstitucionalidad contra la ley valenciana que autoriza todas las actuaciones del Plan del Barrio del Cabanyal, que incluye los derribos, después de que el Consejo de Estado dictaminara ayer a favor del recurso.

“Tengo plena confianza en el Estado de Derecho y en que este recurso conllevará la paralización inmediata de las actuaciones, con las que el Gobierno al que represento siempre ha mostrado su radical disconformidad”, ha concluido.

Peralta ha respondido así, en rueda de prensa, a la pregunta de los periodistas de si no considera que los policías actuaron con “excesiva brutalidad o contundencia” contra los ciudadanos que trataban de detener el derribo de las casas, enfrentamiento que acabó ayer con dos heridos y dos detenidos.

“Me niego a aceptar que estos agentes colaboraron en los derribos”, ha aseverado al tiempo que ha recordado que las palas excavadoras actuaron en el barrio por orden del Ayuntamiento de Valencia, “que, de no haberlos ordenado, no se habría producido incidente alguno”. “Es el Consistorio quien podría haber actuado mejor, no la Policía”, ha dicho.

“Es el Ayuntamiento quien ha planificado y organizado los derribos. Los incidentes que se derivan de ello son responsabilidad exclusiva del Consistorio y es la alcaldesa -de Valencia, Rita Barberá- quien debe asumirla”, ha aseverado.

El delegado ha manifestado que los agentes no se dedicaron a proteger los edificios a derribar que ampara la orden ministerial de Cultura, tal y como solicitaban algunos vecinos del barrio, porque “esta normativa no les insta a hacerlo”.

“Entiendo que se discuta cómo actuaron pero lo hicieron por prevención, en el marco de sus competencias y para evitar que la situación derivara en desorden público. Hay que comprender que los derribos no los paralizan los ciudadanos, sino los tribunales”, ha sostenido.

Preguntado por las voces que piden su dimisión por los incidentes registrados así como por si aprueba “al completo” la intervención policial de estos días, ha eludido contestar y se ha limitado a decir que asume “toda la responsabilidad de las actuaciones de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado”.

De este modo, ha pedido disculpas a los periodistas que, en el ejercicio de su trabajo, hayan podido sufrir algún daño durante los altercados, y ha mostrado su “mayor respeto” a su labor profesional.

Peralta se ha puesto en contacto con la Jefatura Superior de Policía para que en las intervenciones “se tenga en cuenta” la presencia de estos profesionales.

Ha justificado algunos de los golpes y empujones sufridos por periodistas en que “el trabajo de estos policías, en este tipo de actuaciones, no siempre es fácil”.

No obstante, no ha pedido las mismas disculpas a los ciudadanos afectados por la intervención policial, dado que, a su juicio, “las circunstancias son diferentes: éstos segundos estaban allí porque querían manifestar su disconformidad con los derribos”, y no en ejercicio de su trabajo.

Sobre por qué no se personó en la zona donde estaban produciéndose los derribos, ha apuntado que no pensó que su presencia ahí “tuviese un efecto beneficioso”. “He estado donde tenía que estar”, ha agregado.

El delegado ha aplaudido por otro lado la decisión del Consejo de Ministros de aprobar hoy la presentación de un recurso de inconstitucionalidad contra la ley valenciana que autoriza todas las actuaciones del Plan del Barrio del Cabanyal, que incluye los derribos, después de que el Consejo de Estado dictaminara ayer a favor del recurso.

“Tengo plena confianza en el Estado de Derecho y en que este recurso conllevará la paralización inmediata de las actuaciones, con las que el Gobierno al que represento siempre ha mostrado su radical disconformidad”, ha concluido.