Pales excavadores inicien els enderrocs a El Cabanyal amb l’oposició de veïns

Varias palas excavadoras han comenzado a primera hora de hoy a derribar un grupo de viviendas de la calle de San Pedro del barrio del Cabanyal, donde se ha concentrado un grupo de vecinos para tratar de impedir una actuación que está siendo vigilada por un cordón policial.

[nggallery id=12]

Varias palas excavadoras han comenzado a primera hora de hoy a derribar un grupo de viviendas de la calle de San Pedro del barrio del Cabanyal, donde se ha concentrado un grupo de vecinos para tratar de impedir una actuación que está siendo vigilada por un cordón policial.

[nggallery id=12]

Varias palas excavadoras han comenzado a primera hora de hoy a derribar un grupo de viviendas de la calle de San Pedro del barrio del Cabanyal, donde se ha concentrado un grupo de vecinos para tratar de impedir una actuación que está siendo vigilada por un cordón policial.

Según ha informado a EFE la portavoz de la plataforma vecinal “Salvem el Cabanyal”, Maribel Domenech, desde las 08.00 horas varios vecinos del barrio han acudido al lugar, en el número 29 de la citada vía, previendo que hoy iban a comenzar los derribos ya que entra en vigor la ley aprobada el pasado 24 de marzo en el pleno de Les Corts, por la mayoría de votos del PP, que autoriza todas las actuaciones del Plan del barrio del Cabanyal de Valencia.

Fuentes municipales consultadas por EFE no han podido confirmar aún el comienzo oficial de los derribos en esta zona.

La Agencia EFE ha podido comprobar que las palas han derribado ya el inmueble recayente en la calle de San Pedro y en la de Luis Despuig. El concejal socialista Vicente González Móstoles ha acudido a la zona a interesarse por estos hechos.

Según Domenech, los vecinos han rodeado las casas que se tenía previsto derribar cuando han llegado “alrededor de 30 o 40 policías en varios furgones” y les han retirado del lugar “por la fuerza”.

En la actuación intervienen “numerosas” palas excavadoras y coches-grúa, y Doménech ha afirmado que, por los medios desplegados en la calle, los vecinos temen que los derribos de hoy vayan a ser “en cadena”.

Según ha declarado, “se está viviendo un ataque masivo” en el barrio, “cuyo objetivo esta jornada es la calle San Pedro”.

No obstante, ha insistido en que los vecinos concentrados en la vía, que protagonizan constantes pitadas, quejas y sentadas de protesta, no van a abandonar la zona a pesar de la presión policial.

“No nos hemos movilizado antes de que entrara en vigor, en enero, la orden ministerial que protegía el barrio. Posteriormente a ella, sí lo estamos haciendo porque esto es un atropello”, se ha quejado.

Ha criticado además el “excesivo” despliegue policial -del Cuerpo Nacional de Policía y de la Policía Local- desarrollado con motivo de los derribos, “unos policías que nunca antes han venido a una zona que se considera peligrosa por la venta de drogas”, ha criticado.

Según ha informado a EFE la portavoz de la plataforma vecinal “Salvem el Cabanyal”, Maribel Domenech, desde las 08.00 horas varios vecinos del barrio han acudido al lugar, en el número 29 de la citada vía, previendo que hoy iban a comenzar los derribos ya que entra en vigor la ley aprobada el pasado 24 de marzo en el pleno de Les Corts, por la mayoría de votos del PP, que autoriza todas las actuaciones del Plan del barrio del Cabanyal de Valencia.

Fuentes municipales consultadas por EFE no han podido confirmar aún el comienzo oficial de los derribos en esta zona.

La Agencia EFE ha podido comprobar que las palas han derribado ya el inmueble recayente en la calle de San Pedro y en la de Luis Despuig. El concejal socialista Vicente González Móstoles ha acudido a la zona a interesarse por estos hechos.

Según Domenech, los vecinos han rodeado las casas que se tenía previsto derribar cuando han llegado “alrededor de 30 o 40 policías en varios furgones” y les han retirado del lugar “por la fuerza”.

En la actuación intervienen “numerosas” palas excavadoras y coches-grúa, y Doménech ha afirmado que, por los medios desplegados en la calle, los vecinos temen que los derribos de hoy vayan a ser “en cadena”.

Según ha declarado, “se está viviendo un ataque masivo” en el barrio, “cuyo objetivo esta jornada es la calle San Pedro”.

No obstante, ha insistido en que los vecinos concentrados en la vía, que protagonizan constantes pitadas, quejas y sentadas de protesta, no van a abandonar la zona a pesar de la presión policial.

“No nos hemos movilizado antes de que entrara en vigor, en enero, la orden ministerial que protegía el barrio. Posteriormente a ella, sí lo estamos haciendo porque esto es un atropello”, se ha quejado.

Ha criticado además el “excesivo” despliegue policial -del Cuerpo Nacional de Policía y de la Policía Local- desarrollado con motivo de los derribos, “unos policías que nunca antes han venido a una zona que se considera peligrosa por la venta de drogas”, ha criticado.

Según ha informado a EFE la portavoz de la plataforma vecinal “Salvem el Cabanyal”, Maribel Domenech, desde las 08.00 horas varios vecinos del barrio han acudido al lugar, en el número 29 de la citada vía, previendo que hoy iban a comenzar los derribos ya que entra en vigor la ley aprobada el pasado 24 de marzo en el pleno de Les Corts, por la mayoría de votos del PP, que autoriza todas las actuaciones del Plan del barrio del Cabanyal de Valencia.

Fuentes municipales consultadas por EFE no han podido confirmar aún el comienzo oficial de los derribos en esta zona.

La Agencia EFE ha podido comprobar que las palas han derribado ya el inmueble recayente en la calle de San Pedro y en la de Luis Despuig. El concejal socialista Vicente González Móstoles ha acudido a la zona a interesarse por estos hechos.

Según Domenech, los vecinos han rodeado las casas que se tenía previsto derribar cuando han llegado “alrededor de 30 o 40 policías en varios furgones” y les han retirado del lugar “por la fuerza”.

En la actuación intervienen “numerosas” palas excavadoras y coches-grúa, y Doménech ha afirmado que, por los medios desplegados en la calle, los vecinos temen que los derribos de hoy vayan a ser “en cadena”.

Según ha declarado, “se está viviendo un ataque masivo” en el barrio, “cuyo objetivo esta jornada es la calle San Pedro”.

No obstante, ha insistido en que los vecinos concentrados en la vía, que protagonizan constantes pitadas, quejas y sentadas de protesta, no van a abandonar la zona a pesar de la presión policial.

“No nos hemos movilizado antes de que entrara en vigor, en enero, la orden ministerial que protegía el barrio. Posteriormente a ella, sí lo estamos haciendo porque esto es un atropello”, se ha quejado.

Ha criticado además el “excesivo” despliegue policial -del Cuerpo Nacional de Policía y de la Policía Local- desarrollado con motivo de los derribos, “unos policías que nunca antes han venido a una zona que se considera peligrosa por la venta de drogas”, ha criticado.